Tasas acumuladas de nacidos vivos después de un aborto espontáneo en un primer ciclo completo de fecundación in vitro: Un estudio retrospectivo de 112549 mujeres

CONSUELO CARMONA | EMBRIOLOGÍA CEIFER Biobanco
16-01-2018

Cada día es más frecuente analizar los resultados de los ciclos de FIV/ICSI mediante el cálculo de la tasa acumulada de nacido vivo (CLBR), considerando las gestaciones obtenidas en un ciclo completo, es decir, tras transferencias de embriones frescos y tras las transferencias de todos los embriones crioconservados. En este trabajo se pretende conocer cómo influye en la CLBR de los dos siguientes dos ciclos completos de FIV/ICSI el haber tenido un aborto en el primer ciclo completo de FIV/ICSI.

Tasas acumuladas de nacidos vivos después de un aborto espontáneo en un primer ciclo completo de fecundación in vitro: Un estudio retrospectivo de 112549 mujeres

Revista de procedencia: Human Reproduction | Enlace


INTRODUCCIÓN

Se analizaron los datos de la Autoridad de Embriología y Fertilización Humana del Reino Unido (HFEA) sobre los tratamientos de FIV / ICSI, utilizando gametos propios. Se analizaron datos de 112 549 mujeres que comenzaron su primer tratamiento de FIV entre 1999 y 2008. Los CLBR se estimaron en tres grupos de pacientes según el resultado del primer ciclo completo de FIV/ICSI (incluidas transferencias de embriones frescos y crioconservados): 1) mujeres que tuvieron un aborto espontáneo (y ningún nacido vivo), 2) mujeres que tuvieron al menos un nacido vivo, y 3) mujeres que no se quedaron embarazadas. Se realizó un análisis multivariante para evaluar el efecto del primer resultado del ciclo completo en las CLBR subsiguientes después de ajustar por factores de confusión, como edad de la mujer, duración de la infertilidad y causa de la infertilidad.

RESULTADOS

En su primer ciclo completo, 9321 (8.3%) mujeres tuvieron al menos un aborto espontáneo (y no tuvieron nacido vivo vivo); 33 152 (29.5%) tuvieron al menos un nacido vivo y 70 076 (62.3%) no tuvieron embarazos. Después de otros dos ciclos completos, una estimación conservadora de CLBR (que supone que las mujeres que interrumpieron el tratamiento nunca tuvieron un nacido vivo) fueron 40.9, 49.0 y 30.1%, mientras que en una estimación más optimista de CLBR (que suponen que las mujeres que suspendieron el tratamiento tienen las mismas posibilidades de nacido vivo que las que siguieron) fueron 49.5, 57.9 y 38.4% en los grupos de mujeres con abortos espontáneos, nacidos vivos y grupo sin embarazo en el primer ciclo completo, respectivamente. Las probabilidades de nacido vivo acumulado para las mujeres que abortaron en su primer ciclo completo fueron 42% más altas que las que no tuvieron embarazo [odds ratio (IC 95%) = 1.42 (1.34, 1.50)], y el doble para las que tuvieron un nacido vivo [2.04 (1.89, 2.20)]. Los predictores negativos para el nacido vivo en todas las mujeres incluyeron la esterilidad tubárica [0,88 (0,82, 0,94)] y el aumento de la edad de la mujer [18-40 años = 0,94 (0,94, 0,95); > 40 años = 0.63 (0.59, 0.66) por año].

Trabajo original

Human reproduction.

pp. 1–11, 2017.

Sandrine Chamayou, Maria Sicali, Carmelita Alecci, Carmen Ragolia, Annalisa Liprino, Daniela Nibali, Giorgia Storaci, Antonietta Cardea. .

Human reproduction, Enlace

CONCLUSIONES

En resumen, después de dos ciclos completos adicionales de FIV / ICSI, las mujeres que tuvieron un aborto espontáneo o tuvieron un nacido vivo en su primer ciclo completo tuvieron una mayor probabilidad de nacido vivo (40.9 y 49.0%, respectivamente) que las que no quedaron gestantes en ese primer ciclo completo (30.1 %).

Consuelo Carmona
Embriología en | | Artículos

2018-01-23T09:20:07+00:0016/01/2018|Categorías: Ciencia e Innovación, Novedades|

Déjanos tu comentario