SIRHA será regulado por un Real Decreto


 

JUAN PABLO RAMÍREZ


18-09-2019

El registro nacional de donantes (SIRHA) y el registro nacional de actividad será finalmente regulado por un Real Decreto. La administración ha puesto a disposición del ciudadano la posibilidad de realizar propuestas a través del siguiente enlace. La fecha límite de recepción de estas propuestas es el 28 de septiembre de 2019.

En los últimos dos años se ha reportado en multitud de ocasiones a la administración sanitaria el incumplimiento del artículo 21 de la ley marco 14/2006, que obligaba a la instauración del registro mediante un Real Decreto, considerando esta que no era necesario. Este cambio de actitud vendría a regularizar la situación y pone en entredicho todo el proceso de implantación a través de la falsa figura del pilotaje.

Propuestas a SIRHA

Desde RHA consideramos que ahora es el momento de realizar todas las propuestas que el sector considere necesarias para la regulación no sólo del registro nacional de donantes sino del registro de actividad. Actualmente el primero es ya una realidad implantada a través de SIRHA y el segundo a través de la Sociedad Española de Fertilidad. Aunque se desconoce lógicamente el contenido de este real decreto, el hecho de que ambos estén ya  funcionando nos permite intuir las lineas generales de este proyecto.

Algunas de la peticiones realizadas en estos años se basan en el cumplimiento de la legislación y normativa existente.

  • La calificación de SIRHA como nivel 3 y no como nivel 2 en materia de seguridad, como erróneamente se ha establecido.
  • Debe corregir de forma inmediata las vulnerabilidades, que permiten el incumplimiento del principio de anonimato y confidencialidad.
  • No puede impedir el cumplimiento de la ley de profesiones sanitarias. Debe permitir que los usuarios puedan serlo de todos los centros para los que trabajen.
  • Debe, además, permitir de forma inmediata el alta al personal administrativo.
  • Debe regular el uso de certificados digitales personales de forma inmediata y cumplir la normativa en materia laboral. SIRHA debería en caso contrario producir sus propios certificados para los usuarios.
  • Debería cumplir la normativa en materia de protección de datos, celebrando los contratos preceptivos con usuarios y terceros.
  • SIRHA debería legislarse para que el uso de donantes extranjeros cumpla con los mismos requisitos que los españoles.

Además de todo esto, deberían haber cambios de acompañamiento:

  • La derogación del RD ley 9/2017 en lo concerniente a la regulación del código SEC y la adopción del modelo alternativo propuesto por la directiva europea y seguido por algunos paises. Es decir, que el código (los 13 números centrales variables) sean los propios del centro. Esto permitiría sin ninguna pérdida de trazabilidad, usar el código en todas las donaciones almacenadas hasta la fecha y resolver el gran problema de los periodos transitorios.
  • Cambio de denominación de “nacido” por “unidad familiar”.

La gran contradicción

En los dos últimos años, hemos asistido a una implantación del registro SIRHA usando para ello la figura del “pilotaje”. Este pilotaje nunca ha existido como tal y se ha tratado de una fase de implantación, por fases, introduciendo centros poco a poco sin un criterio claro. Los datos que se han introducido son reales y la participación ha sido obligatoria y nunca voluntaria. Todo ello además sin ninguna normativa regulatoria que lo respalde. A pesar de ello, el esfuerzo de estos centros, reportando problemas, trabajando para hacer mejor el sistema ha sido intenso. Se han reportado a la administración de SIRHA infinidad de problemas y sus soluciones, no obteniendo normalmente respuestas o haciéndolo con evasivas.

Resulta contradictorio que ahora, y a través de una página del ministerio, se pida a los ciudadanos sus aportaciones para un Real Decreto que debe regular un registro que ya está diseñado, implantado y funcionando. Resulta desalentador que mientras esto ocurre se sigan desoyendo las aportaciones de los profesionales.

La nueva situación pone además en entredicho el proceso de desarrollo e implantación de SIRHA y hace más que nunca necesaria la verdadera colaboración de bancos de gametos y centros, en la elaboración de un buen diseño de SIRHA. Como publicamos recientemente, a veces hay que retroceder dos pasos para avanzar uno.

2019-09-21T07:14:38+00:00 18/09/2019|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario