Relación entre la actividad física y la calidad seminal en hombres jóvenes sanos

MIGUEL GAÑÁN | LABORATORIO CEIFER BIOBANCO
14-02-2017

Son muchos los beneficios que se han demostrado para los individuos al realizar ejercicio. La relación entre la actividad física y la calidad seminal suele ser ambigua. Factores como el estilo de vida, el ambiente, ciertos tipos de entrenamiento e intensidad del mismo, así como la ropa interior, interfieren en los resultados.

El estudio está basado en una población universitaria y concluye que un alto nivel de actividad física podría estar asociado a un mayor porcentaje de espermatozoides inmóviles.  Otros parámetros, en cambio, como la concentración, volumen y vitalidad, no son alterados.

Revista de procedencia: Fertility and Sterility | Enlace


INTRODUCCIÓN

Las evidencias científicas sobre la relación entre calidad seminal y actividad física son contradictorias, encontrando unos autores una relación positiva y otros negativa o ausente.

Factores como el estilo de vida (dietas, adicciones), ambientales (contaminación, tóxicos), condiciones crónicas (enfermedades, fármacos), junto con otros factores como la intensidad y tipo del ejercicio, tipo de ropa interior, etc., interfieren en los resultados.

El objetivo de estos autores fue evaluar si el nivel de actividad física diario está asociado con los parámetros del semen. Para ello, invitaron a participar  en el estudio a más de 5000 jóvenes (18-35 años) de la Baja Silesia (Polonia). Se controló un posible sesgo de esterilidad y no se dio compensación económica por la participación.

Entre los criterios de inclusión figuraban: la ausencia de cualquier patología androgénica (hiper-hipogonadotrópica), ausencia de cirugías urogenitales y ausencia de condiciones crónicas o sustancias tóxicas que pudieran interferir en los resultados. Finalmente se incluyeron en el estudio 500 candidatos a los que se realizó historia médica, cuestionarios sobre hábitos alimentarios y actividad física, así como número de horas de uso de ordenador portátil descansando en las rodillas o con el móvil en el bolsillo.

Trabajo original

Associations between physical activity and semen quality in young healthy men.

Paweł Jóźków, M.D., Ph.D.M.D., Ph.D. Paweł Jóźków, Marek Mędraś, M.D., Ph.D., Felicja Lwow, Ph.D., Aleksandra Zagrodna, Ph.D., Małgorzata Słowińska-Lisowska, Ph.D

Fertility and Sterility  Vol. 107, No. 2, February 2017, pag 373-378

Fertility and Sterility, Enlace

RESULTADOS

Finalmente, fueron completados 177 cuestionaros, lo cual llevó al siguiente paso: extracción de sangre en ayunas (antes de las 9:00) y análisis seminal (después de 2-7 días de abstinencia). Cada participante llevó un podómetro durante una semana e informó sobre todas las actividades desarrolladas (caminar, tipo de actividad, frecuencia, duración e intensidad). Para el análisis de semen se usaron las últimas directrices de la OMS (5ª edición 2010).

Se hicieron 4 grupos en función de la actividad física desarrollada, siendo los grupos 1 y 2 los que tenían niveles de actividad física más bajos frente a los grupos 3 y 4 que tenían mayor actividad.

Se detectó que los grupos 3 y 4 presentaban un 53% (38%-69%) de espermatozoides inmóviles y un 51% (41%-61%) respectivamente, frente a un 38% (28%-49%) y 39% (29%-42%) en los grupos 1 y 2, respectivamente.

Los datos sugieren que el nivel de actividad física se asocia a un mayor porcentaje de espermatozoides inmóviles. Debido a la naturaleza del estudio, los autores no pueden encontrar una causa-efecto, ya que además otros parámetros no se encuentran alterados. Solo el 4,5% de los participantes eran físicamente inactivos (la mayoría superó más de 5000 pasos/día, por encima del umbral diario de ejercicio).

Al comparar los autores sus resultados con los descritos anteriormente en la bibliografía, encuentran como positivo que los individuos del estudio eran jóvenes sanos sin problemas de fertilidad conocida, la participación en el estudio fue voluntaria (sin incentivos económicos), la población fue 100% blanca (evitando posibles diferencias genéticas por la raza). Pero, sin embargo, reconocen las limitaciones del estudio al ser una muestra no representativa a nivel mundial y que el porcentaje de individuos que realizaron baja actividad fue muy pobre. Suponen que individuos menos activos también están menos dispuestos a participar en proyectos de investigación.

CONCLUSIONES

El trabajo llega a la conclusión que en jóvenes sanos, la actividad física parece estar relacionada con el porcentaje de espermatozoides inmóviles. A mayor actividad física mayor porcentaje de espermatozoides inmóviles. Sin embargo, otros parámetros (volumen seminal, concentración, movilidad progresiva y no progresiva, morfología y vitalidad), no están relacionados.

La validación de estos resultados para jóvenes de distintas masas corporales, educación y exposición a tóxicos como tabaco y alcohol, requiere de investigaciones futuras.

 

Miguel Gañán
Embriología en | | Artículos

2017-12-01T12:44:40+00:0014/02/2017|Categorías: Ciencia e Innovación|

Déjanos tu comentario