Entrevista a Montserrat Boada, Presidenta de ASEBIR

Pasado, presente y futuro de la RHA en España tras cuatro años liderando ASEBIR

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
15-11-2017

Durante los últimos cuatro años, Montserrat Boada ha presidido la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción, ASEBIR. Una entidad que agrupa a la mayoría de los profesionales que trabajan en España en el ámbito de la Biomedicina, en relación a la aplicación clínica de la Reproducción Humana Asistida. ASEBIR ha tenido, sin duda, un papel fundamental en el desarrollo científico de la esterilidad y de las técnicas de reproducción asistida.

Monteserrat Boada es considerada hoy en día un referente dentro de la biología de la reproducción y su labor profesional ha tenido mucho que ver con los logros alcanzados en los últimos años en nuestro país en la RHA.

Los días 15, 16 y 17 de noviembre tiene lugar en Madrid el IX Congreso ASEBIR, durante el cual se procederá a la renovación de la junta directiva.

RHA Profesional ha querido repasar con Montserrat cómo han sido estos años al frente de una de las entidades con mayor peso dentro del sector, así como navegar con ella por el pasado, el presente y el futuro de la Reproducción Asistida en España.

Montserrat Boada

Hace unos años, cuando decidió situarse al frente de una de las sociedades científicas más relevantes del sector ¿cuál era su visión de la Reproducción Asistida en España?

Yo accedí a la presidencia de ASEBIR después de estar 6 años en la Junta Directiva. He ido, por tanto, siguiendo en primera fila todo el camino que ASEBIR ha estado recorriendo con el paso de los años.

ASEBIR era entonces una asociación muy potente, con alrededor de 800 socios, y a día de hoy ya somos más de mil. En estos años hemos crecido bastante y la razón es que en España cada vez hay más centros de Reproducción Asistida, ha aumentado el número de embriólogos clínicos, y también hay mucho interés por parte de estudiantes de másteres y posgrados que están interesados en formarse y trabajar en este ámbito.

La Reproducción Asistida en España siempre ha estado muy bien, llevamos muchos años siendo pioneros en muchas técnicas y con un marco legislativo avanzado. Somos país de referencia en muchas técnicas que no están permitidas en otros países, por ese motivo también tenemos un número elevado de pacientes de fuera de España.

¿Qué estrategias se planteó al afrontar la presidencia de ASEBIR?

Una de las líneas que hemos priorizado es la de la calidad. Ya en la junta anterior participamos en la creación de una norma española, la norma UNE179007, que es una norma específica para los centros de reproducción asistida. En estos últimos 4 años hemos seguido trabajando en ello. De hecho, durante el congreso se otorgará una distinción a los centros que obtienen esta certificación.

En este sentido nuestra apuesta más significativa es trabajar para que los centros no sólo trabajen para conseguir embarazos, sino que lo hagan priorizando la reducción de riesgos, consiguiendo una mejor seguridad y una mayor estandarización de los procesos.

¿Qué éxitos y fracasos se han producido en este tiempo?

Un logro que hemos alcanzado en estos últimos años es la potenciación de la formación de los embriólogos jóvenes. Hemos creado premios y becas que no existían y que permiten avanzar en investigación. Muchos de los premios se entregan en el congreso de ASEBIR.

Sin embargo, tenemos un tema pendiente desde hace muchos de años. Nos falta conseguir que nuestra especialidad, la embriología clínica, sea reconocida como una especialidad oficial. Aunque, como no puede ser de otra forma, seguimos batallando para que así sea. El Ministerio de Sanidad consideró en su momento que no entraba dentro de las especialidades que se reconocieron y tenemos un comité de delegados que trabaja a nivel político y a nivel de medios para que se reconozca. Pensamos que es muy importante porque somos muchos los embriólogos que trabajamos en España en reproducción asistida y conseguir una especialidad reglada serviría para garantizar una formación adecuada, para que los centros sepan distinguir a los profesionales con la experiencia necesaria, y, a la larga, para dar un mayor nivel y garantizar que se trabaja correctamente.

Como esta especialidad no existe de forma oficial, ASEBIR ofrece una titulación propia para la que es necesaria también la acreditación de unos años de experiencia y pasar un examen. De hecho, este año en el examen se presentan 50 personas más, que de pasar la prueba se sumarían a los 240 profesionales que ya tienen la certificación.

La sociedad científica ha tomado, por tanto, el relevo, a falta de una especialidad reconocida. Lo que hacemos nosotros es dar esta certificación para cubrir ese vacío y poder acreditar a los profesionales cualificados para trabajar en Reproducción Asistida.

La sociedad científica ha tomado el relevo, a falta de una especialidad reconocida. Lo que hacemos es dar esta certificación para cubrir ese vacío

¿Cómo ve usted actualmente la Reproducción Asistida en nuestro país?

La reproducción asistida está pero que muy bien. En España, el nivel que hay en los laboratorios es muy bueno, estamos en lo más alto, utilizamos las tecnologías que se usan en los países más punteros, estamos equiparados, por ejemplo, a lo que se hace en los países nórdicos o Reino Unido…

Quizás todavía nos falta avanzar en el tema del registro oficial de donantes. Actualmente el ministerio de sanidad está poniendo en marcha el proyecto SIRHA, y algunos centros están haciendo ya pruebas piloto. En este sentido yo creo que si consiguiéramos tener esto, cumpliríamos con las directivas europeas y podríamos decir que estamos ya perfectamente equiparados a cualquier otro país y dispondríamos de la regulación correcta.

En el futuro la reproducción asistida no será únicamente para los casos de esterilidad, sino que se aplicará en otros ámbitos

Sueñe ¿cómo le gustaría ver la Reproducción Asistida en el futuro?¿Cuáles cree que son los grandes retos que tenemos que superar?

La reproducción asistida irá avanzando, lo que estamos haciendo ahora es mejorar, conseguir optimizar los sistemas  que tenemos en el laboratorio y los procedimientos para que den mejores resultados. Creo que en un futuro vamos a automatizar  muchos de  estos procesos, están empezando a salir  equipos para ello y esto deriva en estandarización y, por tanto, va a mejorar los resultados.

Otra de las claves de un futuro próximo es que mejorarán las técnicas diagnósticas y de preservación de la fertilidad, es decir, que la reproducción asistida no será únicamente para los casos de esterilidad, sino  que se aplicará en muchos otros ámbitos.

¿Tendría algún consejo para su sucesor en ASEBIR?

Sobre todo que le ponga mucha ilusión. Es una asociación con muchas ganas de trabajar y con unos grupos de interés con mucho potencial. Actualmente tenemos 5 grupos: embriología, andrología, criobiología, genética y calidad, que mantienen una actividad constante, editan cuadernos, hacen artículos científicos, imparten cursos y permiten, por tanto, dar formación a mucha gente joven que quiere formarse un poco más.

Así que al frente de ASEBIR se necesitan ganas y empeño para seguir avanzando. Conseguir, por ejemplo, el reconocimiento de la especialidad sería extraordinario. En cualquier caso, el nuevo presidente y la junta directiva tienen mucho trabajo por delante así que ¡suerte y ánimo!.

Redaccion RHA Profesional
Profesionales del sector en | Artículos

Somos un equipo de profesionales con dilatada experiencia en el sector de la Reproducción Humana Asistida en España.
Más Información »

2017-12-15T09:55:32+00:0015/11/2017|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario