Los ovocitos con agregados de retículo endoplásmico lisos (SERC) originan blastocistos con un menor potencial de implantación.

ANTONIO L. GONZÁLEZ – Laboratorio CEIFER Biobanco


La selección embrionaria para la transferencia es un elemento clave en la fertilización in vitro (FIV). La selección de embriones de alta calidad aumenta las tasas de embarazo y disminuye embarazos múltiples ya que permite a las restricciones sobre el número de embriones transferidos.

Por lo general, los embriones se seleccionan para la transferencia en base a sus características morfológicas entre los días 2 y 5 del desarrollo. Además, la calidad del ovocito también puede ser tomado en cuenta para la selección de embriones, teniendo en cuenta el papel fundamental que desempeña el ovocito en el proceso de desarrollo del embrión. La evaluación típica de la calidad de los ovocitos se basa en las características morfológicas extra e intracitoplasmáticas, como el retículo endoplásmico liso. Este es un tipo de orgánulo que forma una red interconectada de sacos o tubos aplanados envueltos en membrana. Una de las funciones clave de retículo endoplasmático liso en el ovocito es el almacenamiento y redistribución de calcio, que es responsable de la activación de células en el curso de la fertilización. Además, los complejos de retículo endoplasmático y mitocondrias asociadas son esenciales para la acumulación de energía, la síntesis de proteínas y su ensamblaje, síntesis de lípidos, y la producción de citosólicas y nucleares de membranas durante el desarrollo embrionario temprano.

Un agregado de retículo endoplasmático liso (SERC) es un dimorfismo intracitoplasmático que se ha sugerido puede tener un efecto negativo en el desarrollo del embrión y la implantación. En estudios previos se ha demostrado que los resultados de la fertilización, el desarrollo del embrión, las tasas de embarazo, y los resultados obstétricos y neonatales están comprometidos cuando se inyectan ovocitos que presentan SERC. En 2011, los científicos Alpha Scientists en Medicina Reproductiva y la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE) Grupo de Interés Especial de Embriología, no recomiendan la inseminación de ovocitos que presenten SERC, porque podrían estar asociados con un incremento de riesgo de resultados anormales. Sin embargo, más recientemente un estudio mostró podría obtenerse bebés sanos utilizando ovocitos que presentan SERC. Por lo tanto, la información sobre la importancia clínica de ovocitos que presentan SERC es escasa y controvertida.

Para ello, los autores llevaron a cabo un estudio transversal que incluyó datos de los pacientes sometidos a ICSI entre julio de 2011 junio de 2014, en un centro privado afiliado a la universidad, ubicada en Brasil. Se excluyeron del estudio los pacientes que fueron sometidos a ICSI con ovocitos vitrificados o donados, la recuperación quirúrgica de espermatozoides, la motilidad progresiva y sin esperma, transferencia de embriones vitrificados, la transferencia de embriones donados, o el diagnóstico genético preimplantacional o de screening.

Se realizaron dos análisis.

  • En el primer análisis, los ovocitos obtenidos se dividieron entre el grupo SERC-positivo, en los cuales los ovocitos presentan SERC, y el grupo SERC-negativo, en los cuales los ovocitos estaban libres de SERC.
  • En el segundo análisis, los ciclos de ICSI se dividieron entre los ciclos SERC-positivos, los ciclos en los cuales se ha tenido al menos un ovocito SERC-positivo, y los ciclos de SERC-negativos, en los cuales todos los ovocitos están libres de SERC.

Finalmente, en un análisis más detallado, para investigar el potencial de implantación de los embriones derivados de ovocitos SERC-positivo, sólo se analizaron los ciclos en los cuales ninguno (0) o todos los embriones transferidos habían implantado (100%).

Específicamente, en los resultados se observó que en los ciclos SERC-positivos tenían un número mayor de folículos, ovocitos recuperados y ovocitos maduros en comparación con los ciclos SERC-negativos. Esto está en consonancia con el hecho sugerido que la aparición de SERC es como consecuencia de la estimulación ovárica insuficiente relacionada con la duración y la dosis de estimulación. Sin embargo, se necesitarían más investigaciones para comprender el origen de los SERC.

Los resultados obtenidos de la tasa de fecundación, embriones de alta calidad en D+2 y D+3, formación de blastocistos, blastocistos de alta calidad y número de blastocistos trasferidos no tuvieron diferencias entre ovocitos SERC-positivos y SERC-negativos. Sin embargo, en cuanto a la tasa de implantación en los ciclos SERC-positivos fue más de un 40% menor que en los ciclos que no presentaban SERC. Se podría sugerir que los ovocitos que presentan SERC, podría reflejar una alta frecuencia de aneuploidías que impide la implantación de los embriones. De hecho, se ha demostrado previamente que las mujeres con ovocitos SERC-positivos tienen un mayor riesgo de abortos.

Cuando, los autores, sólo analizaron los ciclos en los cuales no se habían implantado ninguno (0%) o todos los blastocistos transferidos (100%), la tasa de implantación media por blastocisto transferido en el grupo con SERC-negativo fue de 20,5%. Por el contrario, ningún blastocisto originado de ovocitos SERC-positivos llegó a implantar.

Con todo ello, los autores concluyen que la aparición de SERC en los ovocitos, impide la implantación del embrión y que la presencia de SERC en los ovocitos debe ser parte de la estrategia de selección de embriones antes de la transferencia.

ENLACE: http://dx.doi.org/10.1016/j.fertnstert.2016.09.006

Antonio L. González
Editor Ciencia e Innovación | Artículos

2017-12-01T12:50:06+00:0007/01/2017|Categorías: Ciencia e Innovación, Novedades|

Déjanos tu comentario