La congelación de óvulos debe ser una decisión exclusivamente personal

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
16-01-2018

En las últimas semanas estamos asistiendo a un nuevo debate que afecta a la mujer trabajadora y la maternidad. La controversia ha surgido tras salir a la luz pública algunos acuerdos entre empresas y centros de reproducción asistida por el que dichas empresas ofrecen la posibilidad de financiar la preservación de la fertilidad a sus empleadas.

Mujer gestante

Desde la perspectiva de los centros cuya actividad está relacionada con la preservación de la fertilidad, surge la necesidad de ofrecer informaciones que den luz a un asunto que está generado polémica y que permitan tanto a empresas, como a las propias mujeres y a otros agentes sociales tomar conciencia de qué es exactamente la preservación y qué implicaciones conlleva en la sociedad actual.

¿Por qué es interesante para una mujer preservar su fertilidad?

Esta es una de las claves para abordar la cuestión entre aquellas personas que desconocen cuál es la razón de ser de esta herramienta que aporta la ciencia hoy en día. Es necesario hacer hincapié en que los óvulos tienen nuestra misma edad y con el tiempo pasan, entre otras cuestiones, dos cosas que reducen la probabilidad de que puedan cumplir su función con eficacia:

– Se van perdiendo, es decir, se va reduciendo lo que se denomina reserva ovárica.

– Se van deteriorando.

Sabemos que la edad en la que se cuenta con un número y una calidad óptima se encuentra entre la pubertad y los 30 años y que a partir de esa edad y con una especial incidencia a partir de los 35 años el descenso de la reserva ovárica es muy pronunciado.

Así pues, cuando una mujer que desea ser madre vea que, por las razones que sean, no lo será antes de los 35 años, es muy importante que preserve su fertilidad. De esta forma evitará la pérdida y el envejecimiento de sus ovocitos, pues estos quedarán criopreservados en un banco y tendrán la edad y la calidad adecuada para ser utilizados en el momento en el que la mujer considere que sí desea ser madre.

Desde hace algunos años, muchas empresas facilitan la preservación de la fertilidad a sus empleadas. En EEUU esto es una práctica habitual desde el año 2014 para empresas como Apple, Facebook, Google, Uber, Spotify; incluso el propio ejército estadounidense financia a sus empleadas que puedan congelar sus ovocitos.

Estas prácticas están llegando a España y algunas empresas han decidido ofrecerlo y lo han hecho público como parte de su programa de responsabilidad social corporativa. Esto ha sido lo que ha encendido la mecha de la polémica pues sindicatos y grupos de mujeres denuncian esta práctica considerando que la motivación principal de la empresa es fomentar el retraso de la maternidad evitando bajas y reducción de productividad para las empresas.

Para RHA Profesional dicha práctica no es otra cosa que una herramienta que la ciencia aporta para conseguir resolver el actual desequilibrio existente entre la edad reproductiva fisiológica y la edad reproductiva social. Creemos que la evolución de la mujer es un hecho, pues para la mayoría, a sus 30 años, su prioridad ya no es únicamente ser madre de familia sino desarrollarse al mismo nivel que un hombre; hasta ahora era consciente de que sacrificaba su potencial para ser madre, pero con la preservación no tendría que sacrificar algo tan importante como es su fertilidad.

De la misma forma creemos que esta es una opción muy personal de cada mujer. Algo que deben conocer y gestionar por ellas mismas. La ciencia da opciones y son los principios, criterios y forma de pensar y planificar la vida de cada una los que deben influir en sus decisiones en este sentido. Que una empresa, una administración pública o de cualquier otro modo se facilite el acceso a la preservación de la fertilidad es, desde nuestro punto de vista, positivo; pues hace que dicha decisión personal sea más fácil de ejecutar, pues la congelación de ovocitos no resulta nada barata.

¿Cuál es la motivación de la empresa para invertir en ello?

Para RHA Profesional, cuando una empresa fomenta estas prácticas transmitiendo que su objetivo es la mejora de la calidad de vida de las trabajadoras y sin que, de manera paralela y al mismo nivel, publique, fomente e igualmente invierta en medidas que faciliten la conciliación familiar, dicho objetivo……se difumina; pues pone de manifiesto que su interés es simplemente fomentar el retraso de la maternidad. Sin embargo con la preservación no se persigue dicho retraso, sino paliar las consecuencias que el retraso conlleva. Es decir, una empresa ética y coherente debe tener medidas para que la trabajadora que decide ser madre con 27 pueda conciliar de manera adecuada su trabajo con la maternidad, de la misma forma que otra mujer con 27 que decide no ser madre, pueda congelar sus ovocitos para cuando considere que es el momento adecuado.

2018-01-23T09:19:28+00:0016/01/2018|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario