Gorka Barrenetxea: “Debemos buscar la excelencia, no debemos conformarnos con hacer lo que se ha hecho siempre”

El director de Reproducción Bilbao habla sobre los factores que hacen que seamos un país de referencia en reproducción asistida.

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
26-03-2019

Gorka Barrenetxea es fundador y director médico de Reproducción Bilbao, un centro que basa su actividad no solo en el ámbito asistencial, sino que apuesta firmemente por la investigación y la formación, tanto en ginecología como en embriología.

Barrenetxea es, además, Profesor Titular de Ginecología y Obstetricia de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y Profesor de Máster Reproducción Humana de la Universidad Complutense de Madrid.

Su visión sobre la medicina reproductiva, tanto su presente como su futuro, es clave para entender qué factores están influyendo para que los centros españoles sean líderes a nivel internacional.

Gorka Barrenetxea

Gorka Barrenetxea, Director de Reproducción Bilbao


¿Dónde cree que está la clave para que los centros españoles sean un referente? ¿qué diferencia a nuestros centros?

Efectivamente, España es el tercer país en el mundo en número de tratamientos de reproducción asistida, después de Japón y de Estados Unidos. Lo es en número de tratamientos registrados, puesto que desconocemos los tratamientos efectuados en China, por ejemplo.

En cualquier caso, tal clasificación es consecuencia de varios factores. El primero, aunque parezca de Perogrullo, es que actualmente todos los centros de reproducción asistida en España reportan de forma obligatoria sus tratamientos y los resultados son auditados. Aunque la primera Ley de Reproducción asistida en España data del siglo pasado, el registro no ha sido obligatorio hasta el año 2014. Y hay que conceder el mérito de tal logro a los responsables del registro de Actividad de la Sociedad Española de Fertilidad.

Por otra parte, el retraso a la hora de decidir un embarazo en ciertos países (incluido España) hace que, finalmente, muchas mujeres y parejas deban acudir a la medicina reproductiva para conseguir su ansiado sueño de conseguir un embarazo.

El tercer factor a tener en cuenta es la alta calidad de los tratamientos ofrecidos por los centros, tanto públicos como privados, en España. Ello, unido a las diferentes legislaciones en medicina reproductiva en Europa, hace que muchas mujeres y parejas de países europeos decidan realizar sus tratamientos en España.

“Gracias a mejoras tecnológicas en el laboratorio, la aparición de nuevos medicamentos y la aplicación de procedimientos de selección genética se consiguen embarazos evitando efectos secundarios adversos”.

La reproducción asistida es una ciencia relativamente joven ¿cuáles cree que son los avances que más han influido en la medicina reproductiva que hoy aplicamos?

La medicina reproductiva se basa en un procedimiento, la fecundación in vitro, que nació para superar un tipo muy concreto de esterilidad: la derivada de una obstrucción de las trompas de Falopio de la mujer. Sin embargo, hoy en día, se aplica en un amplio abanico de indicaciones, incluyendo factores masculinos severos (por ejemplo, varones con semen de mala calidad) o de cara a la selección genética de embriones.

Inicialmente, se trataba de conseguir un embarazo aún a costa de procedimientos procelosos, con ciertas situaciones de riesgo (en casos de síndromes de hiperestimulación ovárica, por ejemplo) y asumiendo como inevitables ciertas consecuencias no deseadas, como el embarazo múltiple con todas las complicaciones que lleva asociadas.

Actualmente, y gracias a las mejoras tecnológicas en el laboratorio de embriología, a la aparición de nuevos medicamentos y a la aplicación de procedimientos de selección genética es posible conseguir embarazos evitando situaciones no deseadas para la mujer o efectos secundarios adversos.

La genética es uno de los campos que más está avanzando dentro de la medicina, y como no podía ser de otra forma, se está incorporando a la reproducción asistida. ¿Qué papel cree que tiene la genética en la esterilidad?

La aplicación de los avances en genética es un hecho. Desde el estudio del perfil de mutaciones recesivas de las parejas sometidas a tratamiento, hasta la selección genética de embriones a transferir y el análisis genético del endometrio previo a la transferencia.

La aplicación de los avances genéticos nos permite, y nos permitirá, aumentar las tasas de éxito, reducir el tiempo hasta conseguir el éxito reproductivo y evitar efectos secundarios no deseados.

Avanzamos en el ámbito de la investigación y la tecnología, pero también se producen cambios a nivel social ¿cree que las normativas actuales en este sector se adaptan a esos cambios? ¿Cree que es necesario reformular o adaptar algunas normas? ¿cuáles?

La sociedad, al menos la española, va encaminada a un retraso en la maternidad y a una decisión muy “meditada” antes de conseguir un embarazo. Ello conllevará que cada vez más mujeres decidirán preservar sus ovocitos, al fin y al cabo, se trata de un procedimiento basado en una parte de un tratamiento de fecundación in vitro, para decidir en el futuro de forma libre cuándo y de qué forma conseguir un embarazo. Ello debería traer como consecuencia una menor necesidad de utilización de ovocitos de donante, un procedimiento muy utilizado en la actualidad y en el que caben cambios legislativos en el futuro.

En base a su trayectoria y años de experiencia en reproducción asistida, ¿qué les diría a los/as jóvenes que están empezando en este campo?

Lo que diría a cualquier especialista y lo que digo diariamente a mis estudiantes. Deben buscar la excelencia, no deben conformarse con hacer lo que se ha hecho siempre. Es fundamental que se hagan preguntas de forma constante. Yo suelo decir que el camino más largo empieza siempre con un primer paso.

“Yo suelo decir que el camino más largo empieza siempre con un primer paso”.

 ¿Cuándo y por qué decidió dedicarse a esta profesión y a esta especialidad?

Aunque al finalizar mi periodo de formación en Ginecología y Obstetricia en el HU de Cruces, en el departamento dirigido por el Profesor Rodríguez-Escudero, realicé mi tesis doctoral sobre Abortos de Repetición, lo cierto es que me dediqué durante 10 años al diagnóstico y tratamiento (incluyendo cirugía y quimioterapia) del cáncer de mama en el referido hospital público.

En el año 2000 recibí una oferta para reflotar un centro privado de reproducción asistida en Bilbao y la acepté como un reto no sólo médico sino personal. De hecho, conseguimos convertir el centro que menos tratamientos hacía en Bilbao en el primero en número de ciclos en Euskadi en menos de 5 años.

Desde el año 2015, dirijo mi propio centro, Reproducción Bilbao, donde, además de realizar la actividad asistencial, dirigimos varios programas de investigación (PYME innovadora durante dos periodos consecutivos) y ejercemos nuestra labor docente en la UPV/EHU.

Al margen de su labor profesional ¿qué otras cosas le gusta hacer?

Disfruto mucho con mi familia. Aunque actualmente dos de mis tres hijos ya se han emancipado, lo cierto es que aprovechamos cualquier ocasión para compartir un fin de semana, unas pequeñas vacaciones… Me gusta practicar deporte (suelo correr habitualmente) aunque por edad el ritmo “va bajando” y, a veces, me engancho a algunas series.

2019-04-04T11:09:46+00:0001/04/2019|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario