Gestación por Sustitución: El Tribunal Superior otorga derecho a prestaciones por maternidad a los padres

Redacción RHA Profesional.

Como todos sabemos, la gestación por sustitución no se puede realizar en España según establece el artículo 10 de la Ley 14/06 de 26 de Mayo sobre técnicas de  Reproducción Humana Asistida; pues se establece que será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero. Dicha filiación, en el caso de gestación de sustitución, se determina por el parto.

Todo ello a pesar de que dicho asunto es objeto de controversia y dispar tratamiento por la normativa de los diversos estados miembros de la UE como revela el estudio del Departamento de Derechos ciudadanos y asuntos constitucionales de la Dirección General de Políticas Interiores del Parlamento Europeo donde vemos que se prohíbe en países como Austria, Bulgaria, Finlandia, Francia, Alemania, Malta, Portugal o España mientras que no está prohibida en Reino Unido, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, Países Bajos, Letonia, Irlanda o Hungría entre otros.

Sin embargo el hecho de que no esté permitida en España no reduce los derechos de los padres cuando la maternidad sea inscrita en Registro Civil Español y alcanzada en un país extranjero mediante contrato de gestación por sustitución; según se pone de manifiesto en la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia (STSJ CAT 7101/2016) que da derecho de prestación por maternidad a los padres de “vientre de alquiler”.

Según manifiesta la sentencia la finalidad de la prestación de maternidad es doble, proteger a la madre y proteger al menor en sus relaciones con aquella.  En el artículo 133bis de la Ley General de la Seguridad Social se definen situaciones protegidas la maternidad, la adopción y el acogimiento, tanto preadoptivo como permanente o simple.  También nos dice que hay que tener en cuenta y considerar los derechos fundamentales a la igualdad de los hijos ante la ley con independencia de su filiación (art. 14 y 39.2 de la Constitución Española) y la igualdad de las mujeres madres con independencia del origen de la maternidad (natural, con técnicas de RHA o adoptiva).   Queda claro pues que la LGSS (Ley General de la Seguridad Social) no dice que la situación protegida sea “el parto”, sino que se trata de la “maternidad” entendida como una relación jurídica (biológica o no) entre la padres e hijos.

 

Redaccion RHA Profesional
Artículos

2017-12-01T11:29:25+00:0031/10/2016|Categorías: Novedades, Sector|

Déjanos tu comentario