Fiabilidad y acuerdo en evaluación embrionaria: 5 años de un programa de control de calidad externo

LUIS MARTÍNEZ-GRANADOS | Unidad de Reproducción. Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada
27-04-2018

Uno de los factores determinantes para el éxito de las técnicas de reproducción asistida es la calidad de los embriones transferidos. Sin embargo, la evaluación de esta, en la mayoría de los casos, tiene un componente subjetivo ya que depende de la interpretación del embriólogo. Esto puede afectar a la clasificación y selección de los embriones a transferir o crioconservar.

Embriones

Revista de procedencia: Reproductive Biomedicine Online | Enlace


INTRODUCCIÓN

Con objeto de conseguir una alta fiabilidad y acuerdo entre centros en gradación embrionaria, diferentes sociedades científicas recomiendan la utilización de sistemas estandarizados de gradación embrionaria y la participación en programas de control de calidad externa (CCExt) de evaluación embrionaria.

En este estudio, se analizan los resultados de 5 años de un programa de CCExt en evaluación morfológica embrionaria utilizando una catalogación estandarizada.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se analizan los datos recogidos en el programa de CCExt de ASEBIR correspondientes a los años 2012-16, en los que participaron una media anual de 48 centros de forma voluntaria. Se analizan un total de 175 embriones, que dieron un total de 200 evaluaciones. En este programa, los centros acceden a una plataforma a través de internet en la que encuentran 3 punciones con videos de embriones en día 2 y 3, y 2 punciones con videos de embriones en día 5. Además, los laboratorios deben clasificar cada embrión según la catalogación de ASEBIR y decidir el destino de los embriones (transferir, crioconservar o descartar). Se considera para cada variable analizada la respuesta dada por la mayoría de los centros participantes y la respuesta consensuada de un panel de embriólogos expertos.

Para conocer la fiabilidad se calculó el estadístico Gwet (evitando así la paradoja del estadístico Kappa, en poblaciones muy homogéneas) y para conocer el acuerdo se analizó el porcentaje de acuerdo, así como sus intervalos de confianza al 95%. Todos los estadísticos fueron ponderados cuando fue necesario. Los valores para la interpretación de Gwet fueron: 0 “no hay acuerdo”, 0.01-0.20 “pobre”, 0.21-0.40 “bajo”, 0.41-0.60 “moderado”, 0.61-0.80 “sustancial” y 0.81-1 “casi perfecto”.

Trabajo original

Reproductive Biomedicine Online. 2018 ;36:259-268

Martínez-Granados L, Serrano M, González-Utor A, Ortiz N, Badajoz V, López-Regalado ML, Boada M, Castilla JA; Special Interest Group in Quality of ASEBIR (Society for the Study of Reproductive Biology).

Reproductive Biomedicine Online, Enlace

RESULTADOS

El acuerdo global entre centros y expertos en catalogación embrionaria según criterios de ASEBIR fue sustancial (Gwet: 0.76 (0.70-0.84)). Mediante al cálculo de Gwet se observa una ligera tendencia a un mayor grado de acuerdo entre centros y expertos al analizar embriones con más días de desarrollo (día 2: 0.72 (0.57- 0.87); día 3: 0.79 (0.67-0.91) y día 5: 0.86 (0.78-0.93)). Este menor grado de acuerdo en día 2 y día 3 se debe a un porcentaje de acuerdo ponderado entre centros y expertos menor (pobre en día 2 y moderado en día 3) en los embriones tipo D.

Los estadísticos Gwet obtenidos para las variables morfológicas estudiadas fueron casi perfectos, lo que coincide con los altos porcentajes de acuerdo. Sin embargo, en multinucleación se observa un elevado porcentaje de acuerdo entre centros y expertos cuando no se presenta esta característica (0.99) pero se observa un bajo porcentaje de acuerdo cuando la multinucleación está presente (0.41). De igual forma ocurre en la valoración de vacuolas entre centros y expertos. En la evaluación del número de células, la fiabilidad fue casi perfecta (Gwet (1.00 (1.00-1.00)). Sin embargo, en los embriones con un número de células ≥10 según los expertos, el porcentaje de acuerdo disminuye a un 0.82 (moderado).

La característica morfológica del blastocisto que presenta más discrepancia entre centros y expertos fue la valoración de la masa celular interna (MCI), especialmente cuando los expertos consideraban que era de categoría D. Sin embargo, en la valoración de la calidad del trofoectodermo se observa un elevado grado de acuerdo (casi perfecto) entre centros y expertos

La fiabilidad entre centros y expertos en decisión clínica fue moderada, (Gwet: 0.51). Se observa una tendencia a un porcentaje de acuerdo entre centros y expertos más bajo cuando el destino clínico de un embrión para los expertos era crioconservar (transferir: 0.75; crioconservar: 0.56; descartar: 0.72).

CONCLUSIONES

En conclusión, los altos valores de fiabilidad y acuerdo observados en un programa de CCExt de evaluación embrionaria entre participantes y expertos se deben principalmente a la valoración de embriones sin alteraciones morfológicas. Las diferencias observadas entre centros y expertos se deben, principalmente, a la falta de acuerdo ante la presencia de multinucleación, vacuolas y MCI de baja calidad. Parece necesario mejorar la formación de los embriólogos clínicos en la valoración de estas características morfológicas.

La menor fiabilidad y acuerdo observada en este estudio en decisión clínica, especialmente en la decisión de crioconservar embriones, comparada con la encontrada en clasificación embrionaria, podría deberse a las diferentes políticas de transferencia y crioconservación existentes en cada centro. Como pueden ser la política de transferencia de embrión único o la política “freeze all”.

Deberían realizarse estudios que comparen las distintas políticas de transferencia existentes y el desarrollo de guías de práctica clínica que armonicen la decisión clínica entre distintos centros a la hora de decidir que embriones deben vitrificarse.

2018-05-01T19:45:11+00:0027/04/2018|Categorías: Revisión|

Déjanos tu comentario