¿Es necesaria la estandarización en los estudios de “Matching” genético en reproducción asistida?

Redacción RHA Profesional.

Durante estos últimos 30 años hemos conocido en nuestro campo técnicas “de moda”, con periodo de caducidad corto, alguna con poca utilidad clínica real.

A mediados de los 90 empezamos a conocer una técnica llamada ICSI y la pregunta en el sector durante algunos años, pocos años, fue si era moda o realidad. La ICSI ha sido el gran avance técnico en estos años. Revolucionó nuestro campo. Al poco, era incuestionable que la ICSI llegó para quedarse.

La madurez de nuestro sector y la experiencia propia nos hace afirmar que EL MATCHING GENETICO “TAMBIÉN” HA LLEGADO PARA QUEDARSE.

Sin embargo, nos preguntamos si es el Matching Genético una técnica de Reproducción Asistida. En nuestra opinión no, y sin embargo ha entrado de lleno de la mano de esta, y más concretamente ligada a la donación de gametos.

¿Acaso la prevalencia de enfermedades genéticas es mayor cuando se hace uso de bancos de gametos que en la población de parejas heterosexulaes?

Claramente no, incluso podríamos decir que es lo contrario.

Los donantes están mucho más estudiados que las personas de la población general. Y mucho más cuando hablamos de nuestro banco, CEIFER Biobanco, donde descartamos aquellos candidatos portadores de las enfermedades genéticas más prevalentes de nuestro entorno (12 en donantes de semen y 25 en donantes de ovocitos). Sin embargo el miedo a lo desconocido, al donante, a la donante hace que estas parejas sean la diana perfecta para utilizar esta técnica.

Volvemos a afirmar que EL MATCHING GENETICO HA LLEGADO PARA QUEDARSE.

Pero tras esta primera etapa en el camino, debemos parar a tomar un respiro, a mirar el horizonte y a decidir a donde queremos llegar, y a qué velocidad queremos hacerlo. Porque tanto la distancia como la velocidad tienen un coste.

En poco tiempo hemos pasado de estudiar 100-200 enfermedades a 300 u 800. Y a la vuelta tendremos exomas, genomas. Y pasaremos de enfermedades recesivas a dominantes.

Actualmente convivimos con todo esto. Cada laboratorio de genética presenta su propio panel, con distinto número de enfermedades, con diferentes riesgos para las mismas enfermedades, según estudien génes totales o parciales y por supuesto con distintas técnicas y costes.

Todo esto no es ni bueno ni malo, pero es difícil de gestionar por los bancos de gametos. Porque cada centro de reproducción elige un test, pero necesita una respuesta de un banco de gametos sin demora, en el tiempo y plazo que vienen siendo habituales en los últimos años.

Además crea confusión entre los usuarios que se encuentra con un amplio panel de posibilidades para resolver su demanda.

Los bancos tenemos que estar actualizando continuamente nuestros donantes en uso. ¿Pero cuantos paneles o test podemos hacer? ¿Y con cuanta periodicidad podemos estar reestudiando?

El sector de Reproducción Asistida necesita definir y estandarizar los protocolos que permitan reducir los riesgos genéticos en la atención a los deseos reproductivos de los usuarios.. Necesita normalizar y decidir, tal como dice nuestro RD 9/2014, cuáles son las enfermedades más prevalentes en nuestro entorno. Y además nuestro sector necesita empezar u usar conceptos de eficiencia y utilidad clínica, porque no nos olvidemos que el “matching” genético no estudia patologías, sino que es una técnica de screening para disminuir el riesgo de transmitir enfermedades genéticas.

Redaccion RHA Profesional
Artículos

2017-12-01T14:04:08+00:0010/12/2016|Categorías: Novedades, Sector|

Déjanos tu comentario