Efecto de los polimorfismos cromosómicos en los resultados de ciclos en fresco de FIV/ICSI en una población china.

Sandra Zamora – Laboratorio CEIFER Biobanco


La incidencia de polimorfismos cromosómicos (CP) en la población estéril parece ser mayor que en la población general (10-15 % vs. 2-5 %), lo que podría sugerir según distintos autores su relación con la esterilidad, abortos de repetición, pérdidas embrionarias y otras adversidades obstétricas reproductivas. No obstante, existen controversias sobre su impacto en los resultados de RHA, esperando habitualmente que sus resultados sean similares a los obtenidos en parejas no portadoras de dichos polimorfismos.

Con el objetivo de conocer el impacto de los CP en los resultados de FIV/ICSI, se llevó a cabo un estudio poblacional prospectivo de 3956 parejas en el Hospital Universitario de Lanzhou, de las cuales 469 presentaron CP (en 348 el varón de la pareja presentó los polimorfismos —grupo 1—, en 99 la mujer —grupo 2— y en 22 ambos miembros, siendo este último grupo descartado del estudio) y 400 presentaron cariotipo normal (grupo 3).

Para evaluar si existían diferencias estadísticamente significativas en los resultados de los 3 grupos, se compararon las tasas de fecundación, de desarrollo embrionario, buena calidad embrionaria, resultado de beta-HCG,  embarazos bioquímicos, gestación clínica, aborto espontáneo temprano, embarazo evolutivo, tasa de parto y ratio de nacidos vivos masculino y femenino. Los pacientes del grupo 1 presentaron peores resultados con diferencias estadísticamente significativas que el grupo 3 (tasa de fecundación, desarrollo embrionario y buena calidad, embarazo bioquímico, clínico y evolutivo, partos y descenso del ratio niños/niñas). El grupo 2 presentó tasas de desarrollo embrionario estadísticamente menores que el grupo 3. El grupo 1 comparado con el grupo 2 presentó diferencias estadísticamente significativas y peores resultado de calidad embrionaria, embarazo bioquímico, tasa de gestación clínica y de partos. Por otro lado, la tasa de fecundación en el grupo 1 es significativamente mayor cuando se lleva a cabo ICSI frente a IVF convencional.

Se plantean distintos mecanismos asociados con este impacto negativo. Entre ellos el posible papel de la heterocromatina de estas regiones polimórficas con la supresión o silenciamiento de genes a través de la transformación reversible de heterocromatina a eucromatina. Además, la heterocromatina de los centrómeros parece tener un papel esencial en la división celular, de manera que cuando esta región se ve afectada por la variación estructural puede causar división celular meiótica anormal, dificultad en el emparejamiento de los cromosomas homólogos, etc. Por otro lado, recientes estudios parecen indicar que los genes asociados con la fertilidad residen en la heterocromatina, de manera que los polimorfismos parecen tener un impacto negativo en la activación transcripcional de esos genes  a dominios de heterocromatina constitutiva.

En conclusión, considerar el resultado de los polimorfismos cromosómicos en la pareja para elegir la técnica de reproducción asistida, parece tener especial importancia cuando el varón los presenta, pudiendo obtener mejores resultado con ICSI respecto a FIV convencional. Son necesarios más estudios sobre los CP en términos de secuencia de RNA y consecuencias funcionales para elucidar los mecanismos específicos que afectan  a la actividad reproductiva y a la patogénesis de la infertilidad masculina.

ENLACE: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27544276

Redacción RHA Profesional
| Artículos

2017-12-01T12:47:42+00:0010/01/2017|Categorías: Ciencia e Innovación, Novedades|

Déjanos tu comentario