Disminución de la esteroidogénesis testicular y aumento del estrés oxidativo seminal como nuevos marcadores de aborto recurrente

MIGUEL GAÑÁN | EMBRIOLOGÍA CEIFER Biobanco
12-03-2019

El aborto recurrente afecta al 1%-2% de las parejas. A pesar de que a estas mujeres se les realizan diferentes estudios, el 50% de los casos se cataloga de idiopáticos. Estudios recientes sugieren que los varones de parejas con abortos recurrentes tienen alteraciones en la calidad seminal, teniendo baja movilidad y  morfología espermática, y elevada fragmentación de ADN espermático.

esteroidogénesis

Revista de procedencia: Clinical Chemistry | Enlace


INTRODUCCIÓN

Actualmente, se desconoce el origen de dichos cambios. Los autores pretenden investigar si alteraciones en la función endocrina testicular y en la generación de especies reactivas de oxígeno (ROS) seminal, se encuentran detrás de las comentadas alteraciones espermáticas en varones de parejas con abortos de repetición. Para ello, analizaron los niveles séricos de hormonas esteroideas y gonadotrofinas, ROS  seminales y calidad y fragmentación de ADN espermático en varones de parejas con aborto recurrente.

Los pacientes del estudio fueron reclutados de una unidad de aborto recurrente, entre septiembre 2016 y mayo de 2017. Los criterios de exclusión fueron:  antecedentes de anemia, infecciones del tracto genitourinario, uso de suplementos nutricionales-antioxidantes en los 6 meses anteriores, enfermedad febril reciente y causa femenina de aborto recurrente. Como grupo control se analizaron varones sanos de fertilidad no probada, libres de patologías que pudieran dañar su capacidad reproductiva (varicocele, cirugía testicular, etc.). Todas las muestras de semen fueron analizadas en una misma unidad de andrología bajo los criterios de la OMS 2010 y los criterios estrictos para la morfología de Kruger.

Los niveles de ROS seminales se midieron por quimioluminiscencia, y la fragmentación de ADN con el Halosperm Kit G2 (Halotech). La bioquímica endocrina se realizó con muestras de sangre de la mañana, midiendo: LH, FSH, estradiol, testosterona y la globulina transportadora de hormonas sexuales (SHGB).

Trabajo original

“Reduced Testicular Steroidogenesis and Increased Semen Oxidative Stress in Male Partners as Novel Markers of Recurrent Miscarriage”.

Clin Chem. 2019 Jan;65(1):161-169. doi: 10.1373/clinchem.2018.289348.

Jayasena CN, Radia UK, Figueiredo M, Revill LF, Dimakopoulou, A Osagie M,, Vessey W, Regan L, Rai R, Dhillo WS.

Clinical Chemistry, Enlace

RESULTADOS

Tanto el grupo control como el de estudio tenían características clínicas similares en cuanto a etnicidad, tabaquismo e ingesta de alcohol. La edad media y el IMC fueron mayores en el grupo de estudio que en el control. Sin embargo, ni la edad ni el IMC se asociaron con los niveles de ROS seminales ni de fragmentación de ADN espermático. Los niveles séricos de testosterona y estradiol fueron más bajos en el grupo de aborto recurrente, un 15% y 16% respectivamente. El resto de niveles hormonales séricos no presentaron diferencias significativas entre ambos grupos.

Referente a la calidad seminal, el volumen de eyaculado y concentración no presentaron diferencias, en cambio, tanto la movilidad como la morfología fueron significativamente menores en el grupo de estudio frente al control. Una infección genitourinaria latente, puede causar daño al esperma a través de la generación de ROS, por eso fue importante tener en cuenta los niveles de leucocitos, los cuales fueron similares en ambos grupos.

Los niveles de ROS seminales fueron 4 veces más altos significativamente en el grupo de aborto recurrente que en controles. En cuanto a la fragmentación de ADN espermático, los niveles del grupo de estudio fueron 2 veces más elevados que el grupo control (7.3 + 1.0 % vs 16.4 + 1.5 %).  En un subanálisis posterior, solo con individuos control mayores de 30 años, se demostró que la motilidad total, morfología y fragmentación del ADN  espermático, y los niveles de ROS seminales fueron discriminatorios entre individuos del grupo de estudio y controles, siendo la fragmentación del ADN espermático el mayor discriminante.

CONCLUSIONES

Según los autores, ningún estudio previo había demostrado alteración en la función endocrina en las parejas masculinas de mujeres con aborto recurrente.  La producción de testosterona es crítica para las etapas finales de la espermatogénesis, y el déficit de testosterona se ha asociado con casos de esterilidad previamente. El hecho de no haber encontrado alteraciones en las concentraciones de gonadotrofinas séricas, podría sugerir un hipogonadismo secundario parcial que merece la pena ser estudiado con más profundidad.

En cambio, múltiples estudios ya habían reportado que es mayor la fragmentación de ADN espermático en varones de mujeres con aborto recurrente. Sin embargo, y tal como los autores comentan, los valores encontrados en los varones de estudio son bajos comparados con los valores encontrados en parejas estériles por otros autores. Sugiriendo los autores que sería interesante comparar los resultados de fragmentación de ADN espermático obtenidos mediante Halosperm con los obtenidos por otros métodos como el SCSA, TUNEL y COMET. Es importante tener en cuenta que las concentraciones séricas medias de testosterona y estradiol en el grupo de aborto recurrente están dentro de los valores de referencia para hombres. El estudio del perfil endocrino del varón y metabólico del semen puede ser área de investigación a considerar en el riesgo de aborto recurrente en el futuro.

Miguel Gañán
Embriología en | | Artículos

2019-03-13T11:18:39+00:0012/03/2019|Categorías: Ciencia e Innovación, Novedades|

Déjanos tu comentario