Debate actual sobre la maternidad subrogada en España

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
09-02-20017

La maternidad subrogada está de gran actualidad en España. Defensores y detractores debaten y defienden sus puntos de vista. Este asunto ha entrado en la vida de los partidos políticos y del parlamento. Mientras tanto los usuarios, los ciudadanos, acuden a países extranjeros donde la maternidad subrogada está legalizada.

Intentaremos aclarar en este artículo cuáles son esos países y sus características. Igualmente trataremos de dibujar la situación en España.

Los países a los que pueden tener acceso para la maternidad subrogada los ciudadanos españoles (heteroxesuales, homosexuales o personas solteras)

con las suficientes garantías éticas, legales y clínicas, así como sin excesiva complejidad, son Canadá y Estados Unidos.

Estados Unidos

La gestación subrogada en Estados Unidos solo es accesible a extranjeros en algunos estados, como Utah, Illinois o California. Estos últimos estados son los más representativos. Veamos algunas de las características.

  • Las gestantes, además de tener una edad comprendida entre los 18 y los 40 años (aunque la media se sitúa entre 22 y 27 años), deben contar con un buen estado de salud mental y físico y tener un nivel socio cultural medio o alto. Es necesario que hayan tenido un hijo previamente.
  • El bebé llega a España con certificado de nacimiento a nombre de los padres, las madres, o del padre o madre solteros españoles. La gestante no aparece en el certificado, lo que permite la inscripción inmediata en el registro civil español y la obtención de la ciudadanía (aunque pueden darse problemas por falta de diligencia en la aplicación de la instrucción de la Dirección General de Registro y del Notariado emitida al respecto en 2010).
  • El bebé tendrá doble nacionalidad: española y estadounidense.
  • Los padres no precisan por tanto ningún tipo de trámite de adopción.

El coste supera los 100.000 euros.

Canadá

Los estados canadienses que permiten el acceso a extranjeros para la realización de gestación subrogada son Ontario, Alberta y British Columbia. Su filosofía es la más parecida a la española, pues está permitida siempre y cuando tenga una finalidad altruista, aunque se permite una compensación económica a la gestante (no puede superar los 22.000 dólares canadienses, unos 15.800 euros), además de pagar los gastos derivados del embarazo:

  • Medicación y vitaminas.
  • Ropa de premamá.
  • Gastos de desplazamiento y tiempo invertido.
  • Días de trabajo por requerir reposo.

Las gestantes deben cumplir prácticamente los mismos requisitos que en EEUU.

Padres e hijos tienen prácticamente los mismos derechos que los mencionados para Estados Unidos, incluido el de la doble nacionalidad del bebé.

El coste de un proceso de maternidad subrogada en Canadá suele ascender a unos 70.000 euros.

Existen empresas que se encargan del proceso de localización de las mujeres gestantes. Esto suele tardar unos seis meses, aunque si  es necesario usar gametos de donante, sobre todo ovocitos, el proceso se complica y dilata.

“En España se inscriben al año más de 1.000 niños nacidos gracias a la gestación subrogada”

Países donde la maternidad subrogada es legal:

  • Reino Unido.
  • Estados Unidos.
  • Canadá.
  • México.
  • Rusia.
  • Ucrania.
  • Georgia.
  • India.
  • Nepal.
  • Tailandia.

*En otros países se está regulando actualmente.

¿Qué sucede en España?

Desde que, en 2016, Ciudadanos presentó en la Asamblea de Madrid una Proposición no de Ley (PNL) instando al gobierno a impulsar una ley de regulación de gestación subrogada, el debate está abierto en España. Esta propuesta fue avalada en principio por el Partido Popular (PP), pero la ruptura de la disciplina de voto por parte de tres de sus miembros (dos por ausencia y uno por votar en contra) hizo que no prosperara. Descargar PNL

El debate ha vuelto a ponerse sobre la mesa y a convertirse en uno de los temas de actualidad a nivel nacional a iniciativa de Ciudadanos y tras incorporarlo en su programa electoral. Su objetivo, como muestran en el siguiente video-debate (https://www.youtube.com/watch?v=GxpxU609qvk) sobre el asunto, es llevarlo al Congreso de los Diputados y conseguir que la gestación subrogada se pueda realizar en España.

Las bases de su propuesta se asemejan al modelo canadiense pues están definidas por:

  • Modelo altruista pero con compensación económica.
  • Garantías para las partes.
  • Asegurar la capacidad de decisión de la mujer gestante.

El pasado día 11 de febrero de 2017 el PP aprobó en su XVIII Congreso Nacional una enmienda transaccional propuesta por su vicesecretario, Javier Maroto, para aplazar el debate sobre la maternidad subrogada. Con este gesto no se posiciona ni a favor ni en contra, transmitiendo la necesidad de analizar el asunto de forma serena y en profundidad.

El texto de la enmienda aprobada dice literalmente:

“Nos encontramos ante una realidad muy delicada y extremadamente sensible por lo que entendemos que es uno de los asuntos que requiere un debate en profundidad, serio y sereno, un debate en el que hay que escuchar a los expertos tanto del ámbito científico como jurídico y que nos permita dialogar y debatir juntos un posicionamiento que dé una respuesta clara y de amplio consenso sobre un tema importante que afecta a la vida y a la dignidad humana y conciencia de todos”.

Sin embargo entre las filas del PP existen detractoras, como Eva Durán o Lourdes Méndez, que se posicionan claramente en contra de la posibilidad de que se permitan los “vientres de alquiler”. Opinan que dejar este asunto en manos del legislador es como dar un “cheque en blanco” y que estas iniciativas atacan la dignidad de la mujer y tratan al niño como un “objeto mercantil”.

En el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se vive una situación de división de opiniones y posturas al respecto. Por un lado se encuentra la sección “feminista”, que junto a la Iglesia y al núcleo más conservador del PP y a parte de Podemos, muestra una posición en contra de la iniciativa de legalización. Argumentan que “el Estado no tiene derecho a legislar sobre si un sector de la población puede acceder al cuerpo de una mujer a cambio de un determinado precio”. En este sentido, Ángeles Álvarez, la portavoz de Igualdad del PSOE en el Congreso, considera que la maternidad subrogada vulnera los derechos de las mujeres y rechaza tajantemente cualquier iniciativa en este sentido.

Podemos es partidario de abordar lo que considera “un debate necesario”, definiendo la necesidad ineludible de garantizar los derechos de las mujeres gestantes y asegurarse de que la maternidad subrogada no se convierta en un nuevo negocio que tenga por objeto la mercantilización del cuerpo de la mujer, según expresó Beatriz Gimeno, diputada autonómica en la Asamblea de Madrid.

La gestación por sustitución es ilegal en España según señala el artículo 10 de la Ley 14/2006 sobre técnicas de reproducción humana asistida.

¿Tiene sentido mantener esta prohibición?

Desde la redacción de RHA Profesional y como expertos en asuntos de reproducción tenemos muy claro que el modelo de familia ha cambiado. La paternidad de un niño concebido a través de maternidad subrogada es legítima para los diferentes tipos de padres, parejas heterosexuales, parejas homosexuales, personas solteras. El dilema ético sobre su permisibilidad no tiene sentido, pues lo más importante ya se ha conseguido. Sin embargo, tenemos la responsabilidad de proteger los derechos y el bienestar de las mujeres gestantes. Entendemos que este es el actual nudo gordiano del debate.

Desde nuestro punto de vista este debate ya ha sido dilucidado en el mundo de la reproducción humana asistida, llegando a la conclusión de que toda donación de órganos y tejidos no debe tener carácter lucrativo o comercial, pudiendo existir  una compensación económica resarcitoria cuyo fin es compensar estrictamente por las molestias físicas y los gastos de desplazamiento y laborales que se puedan derivar de la donación sin que exista incentivo económico. Entendemos que la subrogación de la maternidad no es otra cosa que una donación de la capacidad de ser madre de una mujer a unas personas cuyas circunstancias les impiden ser padres por otro medio. En este contexto, defender los derechos de la mujer gestante, protegerla para evitar que se convierta en objeto comercial, es clave.

Estamos de acuerdo en que es preciso analizar y regular esta práctica para resolver el desequilibrio social que la actual situación está generando pues, como hemos visto, muchísimas personas tienen que marcharse fuera de España, desembolsando ingentes cantidades de dinero y enriqueciendo a organizaciones que no sabemos si desarrollan la actividad con las garantías necesarias.

Redacción RHA Profesional
| Artículos

2017-12-01T13:53:56+00:0009/02/2017|Categorías: Sector|

Déjanos tu comentario