Corazón Hernández: “cada niño que nace fruto de nuestro trabajo es un impulso más para crecer como profesional”

La directora de la Unidad de Reproducción del Hospital Universitario Fundación Jiménez Diáz habla sobre los retos de los profesionales del sector

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
04-12-2018

Corazón Hernández es directora de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, así como profesora Asociada de la facultad de medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. Es una ginecóloga vocacional con una visión muy clara de cuáles son los grandes retos de los profesionales que se dedican a esta especialidad.

Este mismo año, la Unidad que dirige ha obtenido la certificación ISO 9001 y se ha convertido en uno de los pocos centros de todo el país en obtener la acreditación de la norma UNE 179007:2013 relativa a Laboratorios de Reproducción Humana, y que la certifica como “Unidad de Reproducción Asistida para paciente público y privado”.  Esta acreditación implica una vigilancia estricta de todos los indicadores de calidad establecidos por las sociedades científicas y que avalan los resultados en cada una de las técnicas que se realizan.

Corazón Hernández

Corazón Hernández, Dtora. Unidad Reproducción Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz


¿Por qué cree que España es referente en cuanto a técnicas de reproducción asistida? ¿qué hace que estemos a la cabeza de Europa en ciclos de RA?

Principalmente porque nos avalan nuestros resultados, sin embargo no podemos obviar que tenemos una de las legislaciones más progresistas del entorno europeo, en cuanto a límites de edad, donaciones, así como diagnóstico genético embrionario.

¿Cree que la normativa actual en materia de reproducción asistida en España se adapta a la realidad social del país? ¿Cree que es necesario reformular o adaptar algunas cuestiones?

Pienso que el desarrollo social hace necesaria la adaptación de las normas y leyes. Considero que existen vacíos legales al respecto, incluso normas que no van acompañadas del desarrollo de leyes que ya suponen un conflicto,  como la adaptación de la ley a los nuevos modelos de familia, a la transexualidad, los ovocitos criopreservados que se asemejan legalmente a los embriones, con lo que ello conlleva….  e incluso la regulación de los bancos de embriones en cuanto al destino de los mismos, ¿cuántos de ellos quedan en un limbo?

En los últimos años, se han producido grandes avances dentro del campo de la medicina reproductiva, ¿hacia dónde nos dirigimos ahora?

Sin duda, hacia la genética. Como ocurre en otras áreas de la medicina, la genética invade los diagnósticos y, en poco tiempo, nos permitirá ser más eficientes aplicando una medicina reproductiva de precisión.  Hasta el momento, el gran desarrollo en el campo de la medicina de reproducción ha estado en los laboratorios, en la clínica, aunque hemos cambiado algunas cosas, para hacer tratamientos más cómodos y seguros, no hemos aumentado la eficacia en la misma medida. En este sentido, la genética genera nuevas expectativas  en los tratamientos basándonos en diagnósticos más exactos.

“Son necesarias las Unidades de Gestión Clínica donde interactúen profesionales de diferentes ámbitos en beneficio de la salud de los pacientes”.

Vamos asistiendo a un abordaje multidisciplinar de la reproducción asistida incorporando perspectivas inmunológicas, genéticas, endocrinas, hematológicas…..¿qué opina sobre este fenómeno? ¿Cómo gestionan estas perspectivas a nivel clínico?

En el momento actual, no podemos entender la medicina sin un abordaje multidisciplinar. Son necesarias las Unidades de Gestión Clínica donde interactúen profesionales de diferentes ámbitos en beneficio de la salud de los pacientes, en este caso de la salud reproductiva.

La presencia de inmunólogos, hematólogos, endocrinos, urólogos, genetistas, obstetras, enfermeras, psicólogos y psiquiatras e  incluso, a veces, oncólogos o radioterapeutas es imprescindible en el abordaje integral de nuestros pacientes.

Si bien es cierto que este abordaje es necesario, también lo deben ser las expectativas que se generan en ellos. A día de hoy, sabemos de diagnósticos e intervenciones  clínicas que, en determinados  casos, pueden ser útiles , pero que carecen de la suficiente evidencia y que, por ello, no deberíamos sistematizarlos. En  todo caso, estamos obligados a explicar su validez, así como sus riesgos y limitaciones con el fin de no generar expectativas en nuestros pacientes, sin considerar el coste de estas intervenciones, que no es desdeñable.

Una de las cuestiones que más preocupa a los profesionales es seguir reduciendo la tasa de embarazos múltiples en reproducción asistida, aunque ya en la mayoría centros se recomienda transferir solo uno o dos, la decisión final es de los pacientes. ¿Qué recomendaciones hacen los profesionales en estos casos?¿cómo se está trabajando en centros como el suyo en este sentido?

Este es otro asunto que nos viene preocupando a todos desde hace años, fundamentalmente a los profesionales, y del que los pacientes cada vez son más conscientes.

Hasta hace pocos años, hablar de trasferencia de un embrión era “complicado”, los profesionales defendíamos la trasferencia electiva de embrión único en los foros,  pero a la hora de tomar decisiones teníamos miedo a bajar nuestras tasas de gestación, esto era una realidad. Pero, a día de hoy, han mejorado las técnicas de congelación embrionaria y se obtienen resultados óptimos con ellas, lo que nos permite ver como una realidad la trasferencia de un único embrión. Los pacientes también están más concienciados y cada vez son más los que lo solicitan. Muchos de ellos son conscientes de las complicaciones gestacionales que suponen o incluso de las complicaciones sociales que llevan consigo después del nacimiento. Aún así,  seguimos teniendo un porcentaje de gemelos por encima de lo deseable, a expensas de haber eliminado por completo la aparición de triples.

En nuestro centro, desde hace 2 años, intentamos mejorar este indicador de calidad de gestación gemelar por lo que aplicamos una política individual de trasferencia de embrión único en pacientes menores de 36 años con más de 2 embriones de calidad A o B, basándonos en nuestros propios resultados por grupos de edad y calidad embrionaria.

Aun así, no hemos conseguido disminuir, en la medida de lo deseable, la aparición de embarazos múltiples, pues precisamente los pacientes más jóvenes son los que más demandan trasferencia de más de un embrión.

Por otra parte, parece una ironía que en el grupo de mujeres más mayores, en las que más complicaciones gestacionales suele haber, sea donde menos trasferencias de embrión único realicemos.

A día de hoy, sin duda, debería ser de obligado cumplimiento la transferencia de un solo embrión en los ciclos de ovodonación, cuando hablamos de mujeres de edad avanzada, embriones de buena calidad, alta tasa de implantación… No debería haber duda.

El retraso de la maternidad ha supuesto el incremento de tratamientos de ovodonación, ¿cree que estos tratamientos deberían incluirse dentro del sistema público de salud en todos los casos no solo en casos de menopausia precoz?

Este es un asunto complicado, todos sabemos que los recursos son limitados y que hay que priorizarlos. La cuestión es: ¿no debería ser en nuestro país una prioridad incrementar la natalidad?.  A veces, leemos trabajos donde se analizan países con diferentes tipos de financiación y política económica y que demuestran la eficiencia de las TRA en cuanto a la aportación social de un nacido por estas técnicas al país.

Así pues, si se trata solo de eficiencia, deberíamos plantearnos esta (ovodonación) como la técnica de reproducción más eficiente en una sociedad envejecida con acceso a la maternidad a edades cada vez más avanzadas.

¿Cuál es su opinión respecto a la preservación de fertilidad de la mujer y cuáles son los retos en este sentido?

La preservación de fertilidad ofrece a las mujeres una oportunidad que, de no ser así, no tendrían. Así se lo explico yo a mis pacientes, es una opción que se debe considerar, pero que no asegura la maternidad. Crear el mito de ser madre cuando quieras es nuevamente generar expectativas irreales, la fertilidad no se preserva, se pierde sí o sí. El número de óvulos que congeles es lo que preservas, no el resto, y la probabilidad de ser madre será directamente proporcional al número de óvulos que tengas preservado.

El gran reto es conseguir que las mujeres nos embaracemos cuando aún no hayamos perdido nuestra fertilidad y que esto sea posible en la situación  en la que cada una de nosotras decidamos. Aunque el hecho de parir depende de cada mujer, la maternidad es cosa de todos.

“Deberíamos plantearnos la ovodonación como la técnica de reproducción más eficiente en una sociedad envejecida con acceso a la maternidad a edades cada vez más avanzadas”.

En base a su experiencia dentro de este campo de la medicina, ¿qué consejos le daría a los/as jóvenes que están empezando?

Mi consejo es que disfruten  con lo que hacen y que aprendan a “divertirse trabajando” con prudencia. En reproducción tenemos la gran suerte de trabajar por la “vida” y esto debe ser nuestro mayor reto: dar vida.

¿Cuándo y por qué decidió dedicarse a esta profesión y a esta especialidad?

Creo que la vida te lleva y nada es fruto del azar. En un momento laboral complicado donde nos licenciábamos miles de médicos cada año, éramos unos afortunados los que podíamos decidir qué especialidad queríamos, y entre ellos estaba yo, una mujer a la que le apasiona la vida y vivirla llena de retos. No puede haber más “vida” que en lo que hago cada día. Cada niño que nace fruto de nuestro trabajo es un impulso más para crecer como profesional.

Al margen de su labor profesional ¿qué otras cosas le gusta hacer?

“Crear”. Cuando hablo de crear, hablo de todo aquello que requiere  imaginación. Desde restaurar un mueble viejo o ingeniar un plato de cocina molecular sin tener ni idea de qué es eso, hasta crear modelos de gestión que permitan dinamizar a mis pacientes,  pasando por una cena acompañada de buenos amigos.

El fin siempre es “vivir” y  tener retos por los que “estar”.

2018-12-05T10:56:28+00:0004/12/2018|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario