Controversias en técnicas de reproducción asistida: consideraciones y riesgos para el cultivo ininterrumpido de embriones.


 

TOMÁS ORTEGA MARTÍN | Embriólogo Clínico, U. Reproducción, HU Virgen de las Nieves, Granada


24-01-2020

INTRODUCCIÓN

Las técnicas de reproducción asistida (ART)  han experimentado un gran avance en los últimos 40 años, lo que ha llevado a un aumento de las tasas de éxito. Muchas de estas innovaciones se han producido como resultado de mejoras dentro del laboratorio de FIV. Gracias a los avances científicos y el desarrollo de los equipos, hoy se conoce mejor la fisiología de los gametos y embriones, se han podido mejorar e individualizar los medios de cultivo y ha habido avances en la evaluación de la calidad de las células reproductoras.

Recientemente, se ha producido un aumento significativo de nuevos medios de cultivo únicos. Entre sus beneficios encontramos una reducción del movimiento de placas fuera del incubador, con la consiguiente mayor estabilidad en las condiciones de cultivo (gas, temperatura…); una reducción del riesgo de pérdida o daño celular; la acumulación de factores autocrinos y paracrinos beneficiosos; compatibilidad con nuevas incubadoras time-lapse y simplificación del flujo de trabajo, ahorrando tiempo del personal y un posible ahorro de costes.

embrión

Revista de procedencia: Reproductive Health | Enlace


Sin embargo, el uso de este tipo de medios de cultivo no está exento de inconvenientes, como: una mayor degradación del medio (producción de amonio, agotamiento del sustrato); imposibilidad de disponer de parámetros morfológicos que se utilizan como indicadores de calidad del cultivo (incubadores sin time-lapse); una acumulación de compuestos orgánicos volátiles (en aceite o medio); una evaporación del medio, aumentando la osmolaridad, el pH y la concentración de otros solutos y la degradación del aceite mineral (peroxidación).

RESULTADOS

Para la utilización de un medio de cultivo único es necesario controlar variables clave para evitar efectos perjudiciales en los embriones. Uno de los problemas es combatir la evaporación ya que esta aumenta tanto la osmolaridad del medio, como el pH y la concentración de otros solutos. Se debe tener en cuenta la presencia de compuestos volátiles en el laboratorio ya que durante un cultivo continuo pueden pasar a las incubadoras y acumularse en las capas de aceite mineral, afectando a los medios de cultivo y al desarrollo embrionario.

Por otro lado hay que tener en cuenta tanto la degradación del medio como la del aceite mineral. Se sabe que la producción de amoniaco en el medio de cultivo es perjudicial para los embriones llegando a inhibir su crecimiento, por lo cual en un medio de cultivo continuo es muy importante usar una fuente de aminoácidos adecuada para este tipo de incubación. En cuanto al aceite mineral, se sabe que estando expuesto a elevadas temperaturas durante largos periodos de tiempo se produce la peroxidación de este. Aunque las temperaturas y los tiempos de cultivo habituales en los laboratorios de embriología no son alarmantes, algunos datos preliminares sugieren que leves desviaciones en las condiciones de cultivo prolongado producen un aumento en los niveles de peróxido suficiente para poner en peligro el desarrollo del embrión (0,3 mEq/kg después de 96 h de cultivo a 37ºC).

En cuanto a variables físicas del laboratorio de FIV se recomienda el uso de una incubación humidificada, si es posible, especialmente si se cultiva hasta blastocisto, pero no es necesario usar este tipo de incubación si se optimizan otras variables. Por otro lado, es necesario mantener una humedad ambiental constante en el laboratorio, recomendando que se encuentre entre el 30-50%. Se recomienda el uso de filtros de compuestos orgánicos volátiles para el aire de laboratorio, suministro de gases medicinales y recirculación en las incubadoras.

Trabajo original

“Attitudes of sperm, egg and embryo donors and recipients towards genetic information and screening of donors”

Reproductive Health, volume 15, Article number: 26 (2018).

David J. Amor, Annabelle Kerr, Nandini Somanathan, Alison McEwen, Marianne Tome, Jan Hodgson & Sharon Lewis.

Reproductive Health, Enlace

DISCUSIÓN

El uso de medios únicos simplifica el proceso para los embriólogos, puede ayudar a reducir costes y es compatible con las tecnologías emergentes de time-lapse. Este tipo de cultivo embrionario continuo ofrece el potencial de reducir el estrés ambiental nocivo y mejorar la calidad y los resultados del embrión.

Sin unas condiciones de laboratorio impecables y una supervisión estricta mientras se implementa un cultivo único, el laboratorio podría causar un estrés nocivo al embrión. Factores como la evaporación y la osmolalidad asociada y los aumentos de pH, así como la peroxidación de aceite o la acumulación de VOC, podrían compensar cualquier ventaja de la reducción de la manipulación de placas y embriones.

En el artículo se presentan propuestas de buenas prácticas para evitar problemas no deseados cuando se utiliza cultivo ininterrumpido.

Se da mucha importancia para un buen uso del medio único a un control exhaustivo de las variables químicas, recomendando una medición de las características del medio (pH, osmolalidad y electrolitos) antes y después del cultivo continuo hasta 7 días, bajo las condiciones de laboratorio utilizadas. Debiéndose confirmar la adecuación del sistema de cultivo antes de cultivar embriones humanos y re-medición después de cualquier cambio en el sistema de cultivo. Para ello, se debe usar una cantidad de medio apropiada con una osmolalidad inicial ∼255–270 mosm/kg que contenga la forma dipéptida de glutamina (alanil o glicil). Y, por otro lado, utilizar suficiente cantidad de un aceite apropiado (parafina o aceite denso) de alta calidad con niveles bajos de peróxido y compuestos orgánicos volátiles.

Tomás Ortega Martín
Embriólo Clínico, U. Reproducción, HU Virgen de las Nieves, Granada | Artículos

2020-01-29T09:52:50+00:00 24/01/2020|Categorías: Ciencia e Innovación, Novedades|

Déjanos tu comentario