Cimientos bajo la casa, nueva base de cobertura pública de RHA para familias lesboparentales y madres solteras por elección

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
20-06-2018

Uno de los objetivos que el nuevo gobierno de España ha anunciado en materia sanitaria es la recuperación de algunos derechos que fueron limitados en su día por el anterior gobierno, como es el caso del acceso a tratamientos de reproducción asistida dentro del sistema público de salud. Así lo ha anunciado la ministra de sanidad, Carmen Montón.

Cimientos bajo la casa, nueva base de cobertura pública de RHA para familias lesboparentales y madres solteras por elección

Su objetivo, según recientes declaraciones, es “recuperar todos y cada uno de los derechos arrebatados durante la etapa de recortes en el PP”. Sin embargo, desde hace años, las comunidades autónomas ya están atendiendo estos casos y se encuentran incluidos dentro de sus carteras de servicios.

Legislación

Actualmente en nuestro país, la reproducción asistida está regulada a través de la Ley 14/2006 y en dicha ley se recoge que “la mujer podrá ser usuaria o receptora de las técnicas reguladas en esta Ley con independencia de su estado civil y orientación sexual”.

En cambio, las limitaciones posteriores a esta ley se recogen en una orden ministerial del año 2014 promovida por la entonces ministra Ana Mato. Esta orden limitaba el acceso a los tratamientos solo si tenían fines terapéuticos, y las beneficiarias se encontraban en alguna de las siguientes situaciones:

1. Existencia de un trastorno documentado de la capacidad reproductiva, constatada tras el correspondiente protocolo diagnóstico y no susceptible de tratamiento médico o tras la evidente ineficacia del mismo.

2. Ausencia de consecución de embarazo tras un mínimo 12 meses de relaciones sexuales con coito vaginal sin empleo de métodos anticonceptivos.

Ante estas limitaciones, las comunidades autónomas hicieron uso de su potestad para ampliar la cartera de servicios con cargo a sus presupuestos. En España, todas las comunidades han ampliado esta posibilidad y actualmente atienden todos los casos incluyendo a parejas de lesbianas y mujeres solas.

Sentencias por vulneración de derechos fundamentales

Esta cuestión no ha estado exenta de polémica durante estos años, en los que ha habido numerosas sentencias condenatorias por vulneración de derechos fundamentales. En el año 2015, el juzgado de lo Social número 18 de Madrid condenó a la Consejería de Sanidad de Madrid por vulnerar los derechos de una pareja de lesbianas. Según la sentencia, debían pagarles una indemnización de casi cinco mil euros por los daños morales y económicos que les causó esta situación. En este caso, la jueza recordaba que la ley sobre técnicas de reproducción asistida prevalecía sobre normas de rango inferior como es el caso de una orden ministerial.

En esta misma línea, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) fue condenado en el año 2017 por negar un tratamiento de reproducción asistida a una lesbiana en junio de 2015. Alegaban que la mujer no padecía ninguna enfermedad que le impidiera ser madre y que el único motivo era la ausencia de pareja masculina. En cualquier caso, esta sentencia llegaba justo cuando la comunidad autónoma ya había modificado su normativa para atender en los centros públicos todos los casos, incluyendo a familias lesboparentales y madres solteras por elección.

Con esta nueva propuesta de la actual ministra de sanidad se solidifica un derecho practicado y extendido a iniciativa de las propias autonomías, disipando cualquier género de duda que los ciudadanos y servicios públicos de salud puedan tener al respecto. Desde RHA Profesional consideramos que aunque la casa existía, cimentar su base siempre es positivo.

2018-07-06T11:48:27+00:0020/06/2018|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario