Adiós a la “vía de novo” de certificación de embriólogos clínicos de ASEBIR

REDACCIÓN | RHA PROFESIONAL
20-12-2018

Desde hace años, ASEBIR lleva realizando la certificación en Embriología Clínica por la cual ha actuado como garante de la formación de sus miembros a falta de una especialización reglada. Hasta el 29 de noviembre de este año existían dos vías para conseguir la Certificación en Reproducción Asistida Humana y Embriología Clínica de ASEBIR, la vía mediante EXAMEN y la vía de NOVO.

examen

Para optar a la primera, se necesita un mínimo de 6 años de ejercicio profesional (avalado por dos embriólogos con certificación ASEBIR), el título de Doctor, Máster o Especialista Universitario y superar un examen. Para la segunda, se necesita un mínimo de 4 años (avalando la actividad realizada mediante el Libro del especialista en formación editado por ASEBIR y firmado al menos por un embriólogo con certificación ASEBIR), un Máster o Especialista Universitario y superar un examen. Cada candidato debía valorar qué vía de acceso le resultaba más fácil en función de su historial laboral y de las características del centro en el que trabaja.

Sin embargo, el pasado mes de noviembre, la actual Junta Directiva de ASEBIR decidió extinguir la vía de novo. Argumentan que “actualmente existe una clara incertidumbre respecto a las decisiones que se tomarán desde el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en relación con el reconocimiento de la Embriología Clínica”. Por este motivo, consideran que “carece de sentido optar por la vía de novo para nuevos aspirantes, debido al esfuerzo que representa y que podría verse no reconocido”. El comunicado, emitido por ASEBIR el 29 de noviembre, finaliza con la siguiente incertidumbre: “ahora mismo se está dirimiendo la nueva fórmula para poder evaluar la formación y capacidades de los profesionales en nuestro campo”.

Desde RHA Profesional, consideramos que es potestad de la Junta Directiva esta decisión, pero nos parece que extinguir esta vía sin tener claras las nuevas opciones es precipitado. Pero además, creemos muy desacertado que una herramienta acreditativa de la formación como el  “Libro del especialista en formación”, editado por ASEBIR, pueda perderse con este parón. Este tipo de libros, denominados logbook, son herramientas muy utilizadas por embriólogos en formación en otros países (por ejemplo Reino Unido o Irlanda). Creemos que todo profesional que desee formarse en embriología clínica debe, desde el primer día, cumplimentar un registro de este tipo, y que cualquier certificación debe tenerlo en cuenta.

Esta herramienta es vital para detectar la verdadera formación, en especial, en un país donde la formación postgrado cuenta actualmente con un gran descrédito por motivos que todos conocemos. Y más especialmente en nuestro campo, donde existen más de 20 másteres o títulos propios específicos sobre la materia (ver artículo “Oferta formativa en Reproducción Asistida: principales másteres y cursos de posgrado“). Muchos de ellos con pocas prácticas, que no alcanzan más de una semana en el laboratorio de embriología, y que, en cualquier caso, lo máximo que llega a tocar el alumno es el pomo de la puerta para entrar al laboratorio, y en muchos ni eso, pues ahora suelen ser automáticas.

Creemos necesario que ASEBIR mantenga un libro de especialista en formación como herramienta acreditativa y, además, se involucre en verificar la calidad de estos másteres o títulos propios. En todo caso, es el momento de dar un paso adelante, y no un paso atrás, en la formación en Embriología Clínica, seguro que los futuros pacientes y las futuras generaciones de embriólogos lo agradecerán.

2019-01-17T17:37:24+00:0021/12/2018|Categorías: Destacados, Sector|

Déjanos tu comentario