Adherencia a la dieta mediterránea y tasa de éxito de FIV entre mujeres no obesas que acuden a un centro de reproducción asistida.

ROCÍO FUENTES | ENFERMERÍA CEIFER Biobanco
30-05-2018

La gran variedad de alimentos que incluye la dieta mediterránea (pescado, verdura, fruta, frutos secos, carne de forma moderada) y el aceite de oliva como fuente de grasa principal, la convierte en una de las dietas más recomendadas por nutricionistas. Por otra parte, la alimentación afecta a la salud reproductiva, y ciertos nutrientes y grupos de alimentos parecen tener un efecto positivo sobre la capacidad reproductiva. Sin embargo, actualmente hay pocos datos publicados sobre ello.

Embriones

Revista de procedencia: Human Reproduction | Enlace


INTRODUCCIÓN

Este estudio fue diseñado de forma prospectiva para analizar la influencia de la alimentación y el estilo de vida en los resultados de técnicas de reproducción asistida en mujeres no obesas.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se incluyeron a 244 mujeres con IMC < 30, que se sometieron a un tratamiento de FIV en un centro de reproducción asistida de Atenas. Las participantes cumplimentaron diversos cuestionarios estandarizados sobre alimentación e ingesta de alcohol, actividad física y ansiedad. A partir del primero determinaron el grado de seguimiento de una dieta mediterránea, calculando el índice de dieta mediterranea (MetDietScore).

Trabajo original

Human Reproduction, Volume 33, Issue 3, 1 March 2018, Pages 494–502,

Dimitrios Karayiannis, Meropi D Kontogianni, Christina Mendorou, Minas Mastrominas, Nikos Yiannakouris

Human Reproduction, Enlace

RESULTADOS

No se encontró relación entre del grado de seguimiento de la dieta mediterránea con el número de ovocitos obtenidos, tasa de fecundación o calidad embrionaria, aunque si se encontraron tasas más altas de embarazo clínico (50.0 vs 29.1%, P = 0.01) y nacido vivo (48.8 vs 26.6%, P = 0.01) en las mujeres con valores mas altos de  MedDietScore  frente a las de menor valor.

Sin embargo, esta asociación entre MedDietScore y los resultados de embarazo clínico y nacido vivo se observó solo en mujeres menores de 35 años. En este grupo un aumento de 5 puntos de MedDietScore repercute en un aumento de 2.7 de la probabilidad de obtener un embarazo y nacido vivo.

En mujeres mayores de 35 años el factor determinante sobre los resultados de FIV es la edad de la mujer, quedando en un segundo plano factores como dieta o estilo de vida.

CONCLUSIONES

Los autores sugieren que este efecto positivo de la dieta mediterránea sobre los resultados de FIV puede relacionarse con los efectos de este tipo de dieta en el control glucémico, ratio de grasas monoinsaturadas/saturadas o elevada presencia de antioxidantes.

Entre las limitaciones a destacar del estudio se encuentra la escasa la validez externa pues sus conclusiones no pueden extrapolarse a todas las pacientes sometidas a FIV, puesto que solo se incluyeron mujeres no obesas de un mismo país

Rocío Fuentes
Enfermería y cuidados en | | Artículos

2018-06-06T19:00:53+00:0030/05/2018|Categorías: Ciencia e Innovación, Novedades|

Déjanos tu comentario